Vínculo o identificación

Vínculo o identificación

Os dejamos este interesante artículo escrito por Jose Luis Rubiales, adiestrador y educador canino del Perro Social y de Asistencia.

 

El vínculo o la identificación como se le quiera llamar, nos sirven para sacar más partido a la educación del perro y a su adiestramiento.

El perro como animal social que es, en su temprana edad entre los dos a cuatro meses, debido a su dependencia prematura y de forma incondicional suele crear con facilidad un vínculo con su futuro propietario.

Pasemos a explicar cómo crear un vínculo solido dueño-perros…

En el caso de la educación si no hay un vínculo fomentado en el perro no aceptará tales normas, puesto que no nos reconocerá como su educador, y eso hará que muestre tensión e inseguridad. Probablemente el perro termine buscando algún lugar de la casa donde pueda evitar conflictos.

Un buen vínculo o identificación también es necesario para poder adiestrar un perro. Ya que si no existiera tal lazo de unión no hubiera ni un entendimiento, ni una confianza mutua, “a la mínima que se le exija huye de la obligación, o presentará signo de tensión”.

Es más, si existiese un carácter acentuado en él perro incluso podría mostrarnos signos de amenazas como supervivencia (protegerse de lo desconocido) ya que para el perro no significamos nada.

Para que entendáis la importancia de tener un buen vínculo o identificación con nuestros perros os expondré varios ejemplos;

El primer caso, imaginemos que vamos a una protectora y adoptamos un perrito con tres años de edad. Cuando lleva con nosotros varios días decidimos soltarlo para que corra en el campo, para nuestra sorpresa el perro huye y nos deja tirado.

¿Por qué?. Pues, porque no hay creado una identificación o un vínculo hacia nosotros, y aun no nos reconoce como su nuevo propietario. Por lo tanto no existe una carencia hacia nosotros.

Otro caso que se ha dado; Un propietario que tras acoger un perro de adopción decidió trabajar la llamada y comprar un radio collar educativo para enseñar que acuda a la llamada.  Cuando lo soltó con el collar, y a la mínima que se aleja lo llamó  utilizando el collar mandando un estímulo.

¿Cuál es la sorpresa? El perro huye y se queda sin perro y sin el collar.

Y, ¿cómo que con un radio collar educativo se fuga? Pues, precisamente por lo mismo, no hay un vínculo o una identificación resuelta en el perro, y su instinto de supervivencia hará que a la mínima molestia que sienta corra en sentido contrario del desconocido (nosotros).

Entonces, ¿Cómo se crea un vínculo o identificación?.

Hay varias formas de crear un vínculo. Para mí la más importante y sólida es la convivencia. Convivir implica tener normas, recibir afecto, juego, paseos, cepillados, broncas, baños, comida, alegrías al llegar a casa…etc.

Eso en su conjunto hace que el perro día a día nos vaya reconociendo o identificando como sus dueños. A partir de aquí, empezará a aceptar nuestras exigencias puesto que ya nos reconocerá como tal.

Y cuando digo convivencia me refiero a que conviva con nosotros dentro de casa. No en un amplio jardín o patio fuera, para mí personalmente eso no creará un vínculo tan sólido.

Otra forma de crear un vínculo o identificación y no mucho más eficaz que una convivencia con él perro, pero que también creará identificación, son los perros de alguna especialidad como rescate, drogas, rastros…etc.

Existen propietarios que tienen el perro para una especialidad en concreto y solo tienen contacto con ellos para dar de comer, agua, juego, afecto y trabajar, pero carecen de una convivencia y de normas.

Claro que creará vínculo, puesto que el juego, el trabajo y el afecto tras las recompensas hacen que día a día nos reconozca como sus dueños o en este caso sus guías. Pero no es tan sólido como convivir con él perro.

La convivencia no solo refuerza el vínculo, si no, también el entendimiento entre dueño-perro. A mí personalmente con mis propios perros solo me ha faltado una mirada para saber que algo va mal, eso precisamente lo da el día a día con el perro.

Otras actividades que se le puede añadir a la convivencia para mejorar el vínculo o la identificación es practicar algún tipo de deporte con nuestros perros, por ejemplo; Agility, canicroos, bicicleta, pasear paso ligero…etc.

Y ni que decir que la brusquedad debido a la frustración de no tener control sobre el perro, no ayuda generar vínculo entre dueño-perro.

 

 

Agregar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *